Sánchez ha aceptado reunirse con Torra

En vista de las dificultades para alcanzar un acuerdo en el desarrollo de la mesa de diálogo respecto a la situación política de Cataluña, ha sido necesario la aplicación de otras tácticas para lograr un compromiso en el que ambas partes estén conformes, y así solucionar las condiciones que ha experimentado Cataluña desde hace algunos meses.

Conversaciones entre Sánchez y Torra

Luego de varios meses sin tener conversación alguna, estos dos personajes iniciaron una ronda de conversaciones, la cual duró aproximadamente 15 minutos, un tiempo similar al que un cerrajero abre una cerradura, esta conversación inició luego de que Sánchez conversara con Íñigo Urkullu, pero ha dejado en claro su deseo de empezar una legislatura de diálogo.

El objetivo de estas reuniones es el de reducir la tensión política existente en el territorio, y retomar las acciones de diálogo para acordar la formación de un gobierno que ofrezca la estabilidad que Cataluña necesita.

Intercambio de opiniones

De acuerdo a algunos voceros del gobierno en funciones, Sánchez aseguró a Torra que a través del diálogo y la consecución de un gobierno bien constituido, y los presupuestos necesarios, será posible enfrentar algunos problemas de importancia que presenta Cataluña, que permitirán mejorar la calidad de vida de la población, algunos de ellos relacionados con la sanidad y la educación.

Sin embargo, Torra ha mantenido su posición, en otras palabras, referéndum de autodeterminación y libertad de los que considera son presos políticos que hay en España. Asimismo, Torra aprovechó la oportunidad para hacer el reproche a Sánchez por no haber cogido el teléfono durante mucho tiempo, así como algunas observaciones respecto a su campaña en contra del secesionismo.

El deseo de encontrar una respuesta a la crisis política

Al parecer, el propósito de Sánchez es que no sea necesaria un tercer proceso de elecciones, y espera que con estas conversaciones sea posible lograr la solución al problema y poder definir un gobierno estable que pueda comenzar a trabajar en la resolución de los muchos asuntos pendientes en todo el territorio.

Las llamadas a los presidentes autonómicos se han realizado en el orden establecido según el protocolo, iniciando por el lendakari, Íñigo Urkullu, seguido de Quim Torra. Estas nuevas conversaciones han sido desde la voluntad de consenso de Sánchez, porque de acuerdo a fuentes cercanas, su prioridad es comenzar a atender las necesidades y problemas de los distintos gobiernos autonómicos, provincias y los municipios.

Todos trabajando por un acuerdo

Aparte de este nuevo ciclo de conversaciones entre Sánchez y Torra, continúa el trabajo de manera simultánea en el Congreso de los Diputados, Lastra ha mantenido algunas reuniones con representantes de los grupos de los parlamentarios, excepto el PP y Ciudadanos, los cuales se han reunido directamente con Sánchez el pasado lunes. Y Vox, pero es porque éste se ha rehusado a un encuentro.

Vale destacar que aparte de estas reuniones que se han presentado desde hace varias semanas, con la finalidad de concretar la investidura, Lastra ha mantenido otras reuniones con Gabriel Rufián, quien es el portavoz de ERC.

Aunque todos los entes están trabajando para lograr el acuerdo, aún este no ha sido posible, porque cada grupo defiende sus propias posiciones, obviamente, sin embargo, es necesario un acuerdo para que Cataluña regrese a una vida política normal.