Un resumen de la crisis política en Catalunya

catalanes_referendum

Tan solo hace falta que revisemos los diarios para darnos cuenta que el panorama en España no pinta muy bien, sobre todo con las eventualidades que se han generado a raíz de la independencia catalana.

Muchos expertos en política concuerdan en que se trata de una de las mayores crisis políticas que ha atravesado España en estos últimos 40 años, además de que pone en vilo a la Unión Europea sobre cualquier acción o pronunciamiento que deba realizar.

El malestar de los catalanes proindependentistas era bastante evidente, por lo que decidieron ir a unos comicios electorales que dieran como vencedora la premisa independentista, y por consiguiente proclamar a Catalunya como una república.

La reacción del gobierno no se hizo esperar, e impuso que la autonomía de Catalunya se eliminase gobernando de manera directa, sin que existiesen garantías algunas. Entonces, ¿Cuál será el futuro para los catalanes?

Las razones por las que los catalanes llegan a este punto

Quizás para los catalanes no era suficiente el nivel de autonomía que disponían, y este sentimiento impulsó que llevaran a cabo toda serie de manifestaciones relacionadas con este descontento. Ya para la fecha del 27 de octubre, el parlamento declaraba oficialmente la independencia catalana.

Justamente en estas fechas el senado español se reunía para dar respuesta a todas estas medidas que se habrían realizado de forma unilateral, y que solo fue posible gracias a que el parlamento catalán contaba con mayoría proindependentista.

Por supuesto que los diputados catalanes que se opusieron a la independencia desde el primer momento, sabotearon la votación en la sesión del parlamento, así como también boicotearon el referéndum emancipador.

La respuesta del gobierno central

En el momento que el gobierno central logra tomar un poco de oxígeno, es cuando decide invocar nuevos poderes de emergencia, de modo que se cumpliese el artículo 155 de la constitución española, destituyendo al presidente catalán Carles Puigdemont y al resto de su gabinete.

Luego se convocarían elecciones para el día 23 de diciembre de 2017, ya que para entonces estaría ejerciendo la dirección de la generalidad catalana la viceministra de la nación, Soraya Sáenz de Santamaría.

Además que se desplegó un operativo de seguridad con motivo de la medida de excepción, el Ministro del Interior asumió el control de la policía regional, conocida como los Mossos d’Esquadra. Otros trabajadores a favor de la independencia también se vieron afectados.

¿Tiene actualmente España el control de la situación?

Antes de que se pueda herir alguna susceptibilidad, es mejor prevenir a quienes están a favor de la independencia catalana, afirmando que el gobierno español tiene todas las de ganar en este caso, por el simple hecho de que la unión europea está en contra de la separación de Catalunya.

Quizás la única forma de que la unión europea estuviese a favor de la independencia de Catalunya, es que hubiese un modelo dictatorial en España, en el que sabemos que se coartarían todas las libertades y garantías.

Si bien es cierto que la voz de los catalanes no será escuchada por el momento, es tiempo de que el gobierno español cambie sus esquemas y promueva que en el resto de España haya un resurgir, para que Catalunya se identifique con este modelo de nación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *